Apego

Voy a intentar hacer una pequeña introducción a lo que es el apego, tipos de apego y características de cada uno.

Según Jonh Bowlby existen cuatro tipos de apego. Estos serían:

– Apego seguro

– Apego ansioso o ambivalente

– Apego evitativo o distanciante

– Apego desorganizado

             

                     APEGO SEGURO

Dicen que es el apego más sano de todos. Y se consigue cuando sientes la seguridad y el amor incondicional de tus cuidadores. Los cuidadores están en conexión con el niño y esto le proporciona al niño la seguridad para poder explorar su entorno sin miedo a que sus cuidadores desaparezcan.

Se sienten seguros estableciendo vínculos con los demás porque saben que obtendrán la protección se sus padres si la necesitan. No ven el mundo ni a los demás como peligrosos.

               APEGO ANSIOSO AMBIVALENTE

En este tipo de apego el niño se siente inseguro, no confía en sus cuidadores debido a la inconsistencia e inconstancia en los cuidados.

Crece con esa inseguridad y miedo a las separaciones, suelen vigilar a su cuidador para que no desaparezca con lo cual no dedican tiempo a explorar su entorno.

Paradójicamente, a estos niños les cuesta mucho calmarse cuando su cuidador regresa.

               APEGO EVITATIVO DISTANCIANTE

Aparece cuando los cuidadores no proporcionan la seguridad suficiente, haciendo que se desarrolle una autosuficiencia compulsiva y un distanciamiento de los demás.

Estos niños no suelen llorar y evitan el contacto. Esto provoca un gran sufrimiento en el niño.

Tienen muchos problemas para confiar en los demás y crear vínculos de intimidad con otras personas. Se sienten poco valorados. 

              APEGO DESORGANIZADO

El apego desorganizado se da cuando los cuidadores son contradictorios en sus acercamientos al niño. Los cuidadores son a la vez la seguridad y el peligro, esto creará una desorganización y un caos en un cerebro que aún se está desarrollando.

Para estos niños, el mundo y sus habitantes, son peligrosos. No pueden confiar en nadie, ni si quiera en sí mismos.

Tienden al conflicto, conductas problemáticas, o al aislamiento. En su interior, sienten que no valen nada, que no merecen ayuda y que merecen ser castigados, la culpa es la emoción característica.


Bibliografía:

* Apego y crianza* – Maritchu Seitún y Ines Di Bartolo

* Mírame, siénteme* – Cristina Cortés Viniegra

Comparte con alguien a quien pueda interesar

Últimas noticias

Déjanos tu e-mail para recibir novedades chulas

Deja un comentario