Hermoso desastre

70498

La vida nos aguarda. Un trabajo que nos motive, amistades profundas, independencia, nuestro lugar en el mundo. Todos ellos nos esperan al cruzar la puerta.

Imaginaos que está cerrada a cal y canto. No tenemos llave y no hay salidas laterales, mientras los demás alcanzan su plenitud. Eso es lo que se siente al crecer con un trastorno mental.

La medicación puede ayudar, pero no puede hacernos recuperar el tiempo perdido, ni puede enseñarnos a cuidar de nosotros mismos, ni a reconocer emociones como el amor, la pérdida o la posibilidad.

Todos tenemos que dilucidar quiénes somos más allá de nuestro diagnóstico. Es un largo proceso que comienza con aprender a volver a confiar en nuestra propia mente.

                                                                       -Perception-

Últimas noticias

Déjanos tu e-mail para recibir novedades chulas

Deja un comentario