Vagos y maleantes

  […] Me apetece hablar de una de las hipótesis más frecuentes que explican el fracaso escolar, sobre todo en la adolescencia, cuando las cosas empiezan a ponerse difíciles y hay chicas y chicos que, como Jonathan, se empiezan a descolgar. […] Jonathan tiene 15 años y, según gran parte del profesorado, es un “pasota total”. En clase, se sienta repantingado, con mirada ausente y, si se le hace alguna pregunta importante, contesta con desdén «me da igual». En general, pasa desapercibido pero, si algún adulto se acerca a él, suele contestar de manera cortante y evasiva, dejando claro que … Sigue leyendo Vagos y maleantes